Comienza Tratando de hacer el silencio.

Para ello retorna a ti mismo.
Acude al presente.
Pregúntate: ¿Dónde me encuentro ahora mismo?
¿Qué estoy haciendo?
¿Qué estoy pensando?
¿Qué es lo que siento en mi cuerpo?
¿Cómo es mi respiración?

El silencio no puede producirse o buscarse directamente.
Limítate a tratar de ser consciente…
Y aparecerá el silencio.

Si ahora deseas comunicarte con Dios
Dentro de este silencio,
Imagina que te entregas, que te abandonas,
Cada vez que exhalas el aire…
Que cada exhalación
Es tu forma de decir <> a Dios…
Si a o que hoy eres
A la clase persona que Dios te ha hecho,
A la clase de persona que has llegado a ser…
Si a todo tu pasado…
Si a todo cuanto el futuro te depara…

Cada vez que exhales el aire,
Hazlo sabiendo que todo ira bien…
Que cesen todas las ansiedades
Y reine la paz,
Por que en sus manos,
En su voluntad,
Está nuestra Paz…

Anuncios