You are currently browsing the category archive for the ‘El Diario de Gloria’ category.

Mi amigo me tenía totalmente asombrado. Estaba decidido a toda la vecindad lo santo que era. Incluso se había puesto un ropaje adecuado a dicho propósito. Yo siempre había creído que cuando un hombre es auténticamente santo, resulta evidente ara los demás, sin necesidad de ayudarles a que lo vean. Pero mi amigo estaba determinado a proporcionar esta ayuda a sus vecinos. Llego incluso a organizar un pequeño grupo d discípulos que demostraran ante todo el mundo esa pretendida santidad. Lo llamaban “dar testimonio”.

Al pasar por un estanque, vi. un loto en flor, e instintivamente le dije “¡Que hermoso eres, querido loto! ¡Y que hermoso debe ser Dios, que te ha creado!”.

El loto se ruborizó, porque jamás había tenido la menor conciencia de su gran hermosura. Pero le encantó que Dios fuera glorificado.

Era mucho más hermoso por el hecho de ser tan inconsciente de su belleza. Y me atraía irresistiblemente, porque en modo alguno pretendía impresionarme.

***

En otro estanque, situado un poco mas allá, pude ver como otro loto desplegaba sus pétalos ante mi con absoluto descaro y me decía: “Fíjate en mi belleza y glorifica a mi hacedor”.

Y me marche con mal sabor de boca.

Cuando trato de edificar, estoy tratando de impresionar a los demás. ¡Cuidado con el fariseo bienintencionado!

firma

Anuncios

Mi retiro ha llegado a su término, y pienso en los días que he pasado…
Veo la imagen de mi misma, tal como era cuando marché, y me miro tal como soy ahora.

Pienso en las personas y lugares que han formado parte de mi aislamiento.
A cada uno de ellos manifiesto mi agradecimiento y le digo adiós: otros lugares, otras personas me llaman, y debo marchar.

Pienso en las experiencias que he tenido… Las gracias que me han sido otorgadas en todos los lugares. También a todas ellas estoy agradecida…

Pienso en el género de vida que he llevado, los ambientes…
De todo ello me despido, otro tipo de vida me espera, otras gracias, otras experiencias…

Y al despedirme de las personas, lugares, cosas, acontecimientos, experiencias y gracias, lo hago obedeciendo a una inexcusable imperativo de la vida.

Si deseo estar viva, he de aprender a morir a cada momento, esto es, a decir adiós, a marchar a seguir.

Una vez hecho esto, me vuelvo hacia el futuro y digo: “Bienvenido”.

Pienso en el trabajo que me espera… las personas que conoceré… el género de vida que voy a llevar… los acontecimientos que tendrán lugar mañana.

Y extiendo mis brazos para dar la bienvenida a los requerimientos del futuro…

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32 seguidores

Flickr Photos

Cantante Gloria, Nova Cançion, nueva canción, cancion autor, románticas, canciones amor, mp3 Gloria, caratulas, videos gloria, los 70, los 80

Blog Stats

  • 120,848 hits